miércoles, 16 de junio de 2010

TRABAJANDO EL ESPÍRITU CRÍTICO


Entre tanto alboroto (mundial, huelgas, reformas, dimes y diretes políticos...) hay una cosa que a mí me escama y me jode: ¿Qué pasa con la gente que sigue sin llegar a final de mes? Algunos de los sueldos que bajarán un 5% no llegan a 1.000 Euros, otros ni siquiera tienen trabajo, algunos ni siquiera cobran el paro. Pero eso sí, la luz, el agua, el butano, los precios en general no bajan, al contrario siguen subiendo. Los Bancos, las grandes empresas como (Endesa, Repsol, Coca-Cola, Telefónica...) siguen ganando, siguen aumentando sus beneficios. Y nosotros, a los que van empobreciendo sus vidas ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo soportar esta situación de injusticia?¿Hay soluciones para esto? Yo creo que sí:

1.) Comprometernos donde podamos (sindicatos, partidos políticos, asociaciones del barrio...)

2.) Informarnos de lo que pasa, leer, formarnos, contrastar distintos medios de comunicación y/o de Internet (no sólo de la TV).

3.) Elegir quién nos gobierna, no desde lo que creemos que es, sino despues de haber pasado previamente por el "punto 2.)".

4.) Ayudar a que otr@s hagan lo mismo, es decir, concienciar al resto.

Si una vez acabados los 4 puntos, no somos capaces de ver que algo a cambiado (seremos miopes evidentemente), pero si aun así, no estamos del todo convencidos, propongo la revolución al estilo cristiano (repartamos hostias y vino por doquier).

2 comentarios:

María Pérez dijo...

Siempre es un placer leerte amigo.
Creo que ando falta de fe en el mundo en general y la humanidad en particular...
¿Para cuándo dices ese vino y esas hostias?

Un abrazo.

Josema dijo...

Lo mismo digo bombón, a mí también me gusta mucho leerte, jeje. Hay que tener fe, hay razones para ello, sólo que estos casos no salen en los medios, no interesan, pero hay cosas interesantes por ahí. Y vino y hostias cuando usté quiera jaja. Contigo siempre mejor vino que hostias, jeje. Un besote